Un cliente, que no está en concurso, no me ha pagado una factura, ¿puedo recuperar el IVA de la factura impagada que he declarado y no he cobrado? En caso afirmativo ¿qué debo hacer?


Sí podría recuperarse bajo determinadas condiciones. Además de los casos en que el deudor entre en situación de concurso, la Ley del IVA permite reducir la base imponible del impuesto y rectificar la repercusión de la cuota de IVA realizada, cuando los créditos se consideren total o parcialmente incobrables. Artículos 80.Cuatro y 88 de la Ley 37/1992 del IVA.

 

Un crédito se considerará total o parcialmente incobrable cuando reúna las siguientes condiciones:

 

1ª. Que haya transcurrido un año desde el devengo del Impuesto repercutido sin que se haya obtenido el cobro de todo o parte del crédito derivado del mismo.

 

Cuando el titular del derecho de crédito cuya base imponible se pretende reducir sea un empresario o profesional cuyo volumen de operaciones, calculado conforme a lo dispuesto en el artículo 121 de esta Ley, no hubiese excedido durante el año natural inmediato anterior de 6.010.121,04 euros, el plazo a que se refiere esta condición 1.ª podrá ser, de seis meses o un año.

No obstante, cuando se trate de operaciones a plazos o con precio aplazado, deberá haber transcurrido un año desde el vencimiento del plazo o plazos impagados a fin de proceder a la reducción proporcional de la base imponible. A estos efectos, se considerarán operaciones a plazos o con precio aplazado aquéllas en las que se haya pactado que su contraprestación deba hacerse efectiva en pagos sucesivos o en uno sólo, respectivamente, siempre que el período transcurrido entre el devengo del Impuesto repercutido y el vencimiento del último o único pago sea superior a un año. En el caso de operaciones a las que sea de aplicación el régimen especial del criterio de caja esta condición se entenderá cumplida en la fecha de devengo del impuesto que se produzca por aplicación de la fecha límite del 31 de diciembre a que se refiere el artículo 163 terdecies de esta Ley.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, cuando se trate de operaciones a plazos o con precio aplazado será necesario que haya transcurrido el plazo de seis meses o un año a que se refiere esta regla 1.ª, desde el vencimiento del plazo o plazos correspondientes hasta la fecha de devengo de la operación.

 

2.ª Que esta circunstancia haya quedado reflejada en los Libros Registros exigidos para el IVA.

 

3.ª Que el destinatario de la operación actúe en la condición de empresario o profesional, o, en otro caso, que la base imponible de aquélla, Impuesto sobre el Valor Añadido excluido, sea superior a 300 euros.

 

4.ª Que el sujeto pasivo haya instado su cobro mediante reclamación judicial al deudor o por medio de requerimiento notarial al mismo, incluso cuando se trate de créditos afianzados por Entes públicos.

 

Cuando se trate de créditos adeudados por Entes públicos, la reclamación judicial o el requerimiento notarial a que se refiere la condición 4.ª anterior, se sustituirá por una certificación expedida por el órgano competente del Ente público deudor de acuerdo con el informe del Interventor o Tesorero de aquél en el que conste el reconocimiento de la obligación a cargo del mismo y su cuantía.

 

Cuando se trate de las operaciones a plazos a que se refiere la condición 1ª anterior, resultará suficiente instar el cobro de uno de ellos mediante reclamación judicial al deudor o por medio de requerimiento notarial al mismo para proceder a la modificación de la base imponible en la proporción que corresponda por el plazo o plazos impagados.

 

Para poder disminuir las cuotas repercutidas es necesario:

 

1º) Expedir y remitir al destinatario de las operaciones una factura rectificativa en la que se rectifique o, en su caso, se anule la cuota repercutida. La remisión de la factura rectificativa debe acreditarse. Artículo 24.1 del Reglamento del IVA (RD 1624/1992) . La factura rectificativa deberá expedirse en el plazo de los tres meses siguientes a la finalización del periodo de seis meses o un año a que se refiere la condición 1ª.

 

2º) Comunicar por vía electrónica a la Administración Tributaria, en el plazo de un mes contado desde la fecha de expedición de la factura rectificativa, la modificación de la base imponible practicada.

 

En la comunicación se hará constar que dicha modificación no se refiere a créditos garantizados, afianzados o asegurados, a créditos entre personas o entidades vinculadas, ni a operaciones cuyo destinatario no está establecido en el territorio de aplicación del Impuesto ni en Canarias, Ceuta o Melilla, en los términos previstos en el artículo 80 de la Ley del Impuesto y que el deudor no ha sido declarado en concurso o, en su caso, que la factura rectificativa expedida es anterior a la fecha del auto de declaración del concurso.

A esta comunicación deberán acompañarse los siguientes documentos:

a’) La copia de las facturas rectificativas, en las que se consignarán las fechas de expedición de las correspondientes facturas rectificadas.

b’) Los documentos que acrediten que el acreedor ha instado el cobro del crédito mediante reclamación judicial al deudor o mediante requerimiento notarial.

c’) En el caso de créditos adeudados por Entes públicos, el certificado expedido por el órgano competente del Ente público deudor a que se refiere la condición 4.ª de la letra A) del apartado cuatro del artículo 80 de la Ley del IVA.

La comunicación se realiza a través de la web de la Agencia Tributaria (Modelo 952). En primer lugar se crea el fichero con la documentación que se aportará (p.ej., facturas rectificativas escaneadas, requerimiento notarial, etc.) y se aporta a través de la opción “Aportar documentación complementaria”.

Luego se cumplimenta el modelo 952.

 

3º) Las operaciones cuya base imponible se pretenda rectificar deberán haber sido facturadas y anotadas en el libro registro de facturas expedidas por el acreedor en tiempo y forma.


Leave a Reply

You must be logged in to post a comment. Click here to login