Tengo un kiosco de chuches, al que resulta aplicable el régimen del recargo de equivalencia, y un empresario ha adquirido 5 euros de caramelos para la recepción de su oficina y me solicita una factura, ¿estoy obligado a expedirla?


Sí. Cuando el destinatario es empresario o profesional actuando como tal debe expedirse factura en todo caso, aunque el expedidor esté en recargo de equivalencia.


Si el adquirente no fuera empresario o profesional, no estaría obligado a expedir factura al realizar una actividad a la que resulta aplicable el régimen especial del recargo de equivalencia. Artículo 3 y 2.2 del Reglamento de Facturación (RD 1619/2012).



 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment. Click here to login