En los casos de disminución de la base imponible por impagos del deudor, tanto por concurso como por créditos incobrables, ¿puedo enviar por correo ordinario la factura rectificativa o es necesario un burofax?


El artículo 24 del Reglamento del IVA (RD 1624/1992) establece que la disminución de la base imponible estará condicionada a la expedición y envío de la factura que rectifique a la anteriormente expedida, y en los casos de concurso de acreedores y de créditos incobrables debe acreditar el sujeto pasivo dicha remisión.


La justificación de la remisión de la factura rectificativa se podrá realizar por cualquier medio de prueba admitido en derecho, sin embargo el simple envío por correo ordinario no acredita que se haya remitido una factura rectificativa determinada y no otro documento.


Tampoco sería válido con una carta certificada puesto que estas no justifican el contenido de las mismas.


En ambos casos, para justificar la remisión podría incorporarse un recibí firmado por el deudor.


Otros medios de prueba que sí acreditan el contenido que se intenta notificar y que justifican la remisión son el burofax o el acta notarial de remisión de documentos.


Otra opción, más barata pero no tan segura como las anteriores al tener que ser valorada por la Administración, podría ser enviando un fax normal cuando el teléfono de destino lo podamos asociar con claridad al deudor (por ejemplo que aparezca en las páginas amarillas, en su web corporativa, etc.).



Por último, solo tiene que justificarse la remisión, no la recepción.

 

Consulta DGT V0890-14.

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment. Click here to login